Espirulina, veganismo y formulación magistral